viernes, 17 de diciembre de 2021

Carta del 'querido líder' Kim Jong-il a su hijo Kim Jong-un, 10 años después de su muerte

Se cumplen 10 años desde que Kim Jong-un heredó las riendas de Corea del Norte tras la muerte de su padre, Kim Jong-il. Pero ¿qué pensaría el anciano Kim sobre la década en el poder de su hijo, y sobre el estado del Reino Ermitaño hoy día? Esta es una carta al líder supremo de Corea del Norte del fantasma de su fallecido padre.

Querido hijo...

Has superado mis expectativas en muchas cosas, especialmente en la consolidación del poder. Estoy muy orgulloso de cómo has prácticamente eliminado —literalmente— la disidencia dentro de la familia: primero ejecutando a tu traicionero tío por un pelotón de fusilamiento, y luego a su hermano exiliado envenenado con gas tóxico.

Nadie piensa ya que eres demasiado joven o con poca experiencia, y tu combativa hermana te está apoyando.

Daniel Iriarte

A nivel internacional, también has logrado mucho más que yo. Te encontraste con ese hombre naranja de Washington —a quien una vez llamaste tonto—, hasta en tres ocasiones, y con él mantuviste un breve 'bromance', un idilio amistoso.

No lograste, sin embargo, que levantara las sanciones estadounidenses a cambio de prácticamente nada en nuestro programa de armas nucleares, como esperabas, pero pusiste a Corea del Norte en el escenario mundial. Y nuestro programa atómico, mi legado para ti, es más fuerte que nunca.

Aun así, ahora la economía está (casi) en peor forma que cuando yo llegué al poder hace 23 años. Lo siento, pero eso es casi todo culpa tuya.

A. Alamillos

Intentaste enfocarte en el crecimiento económico y las armas nucleares al mismo tiempo. Eso trajo algo de efímera prosperidad, pero, entonces, golpeó la pandemia. Cerraste las fronteras demasiado tiempo, incluso al tráfico de alimentos, y ahora como resultado te enfrentas a una inminente hambruna.

Desde entonces, has asegurado a nuestros queridos compatriotas que es hora de apretarse el cinturón y que tú mismo pierdas muchos kilos. Mientras tanto, el comercio con China, el único país que hace negocios con nosotros, sigue desplomado más del 80% respecto a hace dos años.

De hecho, tu mayor problema hoy en día es que China te ha dejado con una mano delante y otra detrás manteniendo cerrado su lado de la frontera. El gran jefe de China te está ignorando porque está preocupado por Estados Unidos y el virus. ¿No sabe que no hay covid aquí?

A. A.

Pero lidiar con los chinos es complicado. Por un lado, no los presiones demasiado, porque son los más poderosos de nuestros pocos amigos. Por otro lado, lo último que quiere China es compartir frontera con un aliado de Estados Unidos, sin mencionar el apocalipsis de los refugiados que probablemente seguiría al colapso de nuestra Corea del Norte.

Lo que ha cambiado desde mis días en el poder es que China ya no te toma en serio. Tu fanfarronería atómica puede asustar a los estadounidenses y los surcoreanos, pero los chinos saben que lo que realmente necesitas de ellos son suministros básicos.

Además, ya no eres lo más importante para el nuevo hombre de la Casa Blanca. Está demasiado preocupado por China y no está tan ansioso por llegar a un acuerdo si no pones fin a tu programa nuclear (algo que nunca deberías hacer). Incluso desarrollaste un misil hipersónico para llamar su atención, pero todavía está esquivando tus llamadas.

Los molestos surcoreanos, por su parte, parecen desesperados por poner fin oficialmente a la guerra de Corea, en la que técnicamente todavía estamos luchando porque no se firmó ningún acuerdo de paz en 1953, antes de que su presidente deje el cargo en marzo.

Kim Jong-un, un líder asentado y célebre que sigue siendo un misterio total

Pero ¿qué ganaríamos de firmar la paz? No mucho, así que continúa pinchándolos (como de costumbre), enviando señales contradictorias sobre la opción de estrechar lazos. Y tienes razón en no permitir que nuestra juventud escuche al "tóxico" BTS.

Querido hijo, estás en una situación difícil. La economía de Corea del Norte es ahora un desastre, incluso para nuestros muy bajos estándares, y ya no puedes confiar en China. Sea lo que sea lo que tengas en mente, será mejor que hagas algo para solucionarlo, y rápido.

*Este artículo fue publicado originalmente en inglés en GZERO Media. Si te interesa la política internacional, pero quieres que alguien te la explique, suscríbete a la 'newsletter' Signal aquí.



from Mundo https://ift.tt/3p5xUGA
via IFTTT

No hay comentarios.:

Publicar un comentario