martes, 14 de diciembre de 2021

Astrofísicos explican el origen de 'La vaca', el destello emitido por una estrella moribunda

En junio de 2018, telescopios de todo el mundo captaron un potente destello azul en el brazo espiral de una galaxia situada a 200 millones de años luz. El estallido, que ha recibido el nombre de 'La vaca" y ha sido catalogado como 'AT2018cow', es un evento brillante de origen desconocido o FBOT (por sus siglas en inglés). Un equipo de astrónomos dirigido por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) de Estados Unidos ha detectado ahora pruebas sólidas del origen de esta señal.

Basándose en la frecuencia de los pulsos, el grupo ha calculado que los rayos X debían proceder de un objeto de no más de 1.000 kilómetros de ancho, con una masa inferior a 800 soles. Según los estándares astrofísicos, esto se corresponde con una superficie compacta, como un pequeño agujero negro o una estrella de neutrones.

Teknautas

De este modo, AT2018cow fue probablemente el resultado de una estrella moribunda que, al colapsar, constituyó un objeto compacto en forma de agujero negro o estrella de neutrones. El recién nacido devoró el material circundante, engullendo la estrella desde dentro, un proceso que liberó una enorme ráfaga de energía.

"Es probable que hayamos descubierto el nacimiento de un objeto compacto en una supernova", afirma el autor principal, Dheeraj 'DJ' Pasham, científico investigador del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT. "Esto ocurre en las supernovas normales, pero no lo habíamos visto antes porque es un proceso muy complicado. Creemos que esta nueva evidencia abre posibilidades para encontrar agujeros negros bebé o estrellas de neutrones bebé", detalla Pasham.

El tamaño de 'La vaca'

AT2018cow es una de las pocas docenas de FBOT conocidas, y una de las escasas señales de este tipo que se han observado en tiempo real. Al ser descubierto, su potente destello -hasta 100 veces más brillante que una supernova típica- fue visto por observatorios de todo el mundo.

Omar Kardoudi

Mientras trataban de identificar las señales de rayos X que emanaban cerca de 'La Vaca', los expertos vieron que AT2018cow estaría emitiendo ráfagas a una frecuencia de 225 hertzios, es decir, una vez cada 4,4 milisegundos. Dheeraj utilizó la frecuencia de este pulso para calcular directamente el tamaño de lo que estaba pulsando y determinó que las dimensiones del objeto eran aproximadamente de unos 1.000 kilómetros de ancho.

"Lo único que puede ser tan pequeño es un objeto compacto, ya sea una estrella de neutrones o un agujero negro", sostiene Pasham. El equipo calculó además que, basándose en la energía emitida por AT2018cow, no debe suponer más de 800 masas solares, lo que descarta la idea de que la señal proceda de un agujero negro intermedio, según Dheeraj.



PUBLICADO EN Tecnología https://ift.tt/3dOQVX5
via IFTTT

No hay comentarios.:

Publicar un comentario