martes, 16 de noviembre de 2021

Revés para el gasoducto más polémico: suspenden la certificación del Nord Stream 2

Revés para el controvertido gasoducto Nord Stream 2, que pretende convertirse en la vía principal de flujo de gas ruso a Alemania y el resto de la UE. Este martes y en una inesperada decisión, la gubernamental Agencia Federal de Redes (Bundesnetzagentur) ha suspendido temporalmente su proceso de certificación del gasoducto, requisito necesario para que el Nord Stream 2 comenzara a operar y retrasando así la llegada de nuevos flujos de gas ruso a la UE.

La Bundesnetzagentur ha asegurado que el consorcio encargado del gasoducto, Nord Stream 2 AG (dependiente de la rusa Gazprom) con sede en Suiza, debe antes formar una empresa según la ley alemana, como un requisito previo adicional antes de obtener una licencia de operación. La suspensión es, pues, por el momento, procedimental y de regulación laboral y no política, pese a la enorme controversia que trae el macroproyecto energético, desde acusaciones de reforzar la dependencia alemana de Rusia a la enorme pérdida monetaria para Ucrania, por donde actualmente cruzan también los gasoductos que alimentan las calderas alemanas, pasando por cuestiones medioambientales.

"Solo se considerará [la posibilidad] de una certificación de operación del Nord Stream 2 una vez que el operador esté organizado de forma legal que cumpla con la ley alemana". La empresa subsidiaria creada por el consorcio no cumpliría las condiciones para ser un "operador de transmisión independiente", ha asegurado la agencia reguladora, que ha afirmado que el proceso de certificación se suspenderá hasta que "los principales activos y recursos humanos se hayan transferido a la filial [alemana]".

Pretendía empezar a operar "a final de año"

El gasoducto Nord Stream 2, de 1.224 kilómetros de longitud a través del mar Báltico, finalizó hace unos meses su construcción con la instalación del último tubo —pese a la firme oposición de Estados Unidos y las peticiones de Ucrania—, pero todavía no ha sido puesto en funcionamiento. En total, el gasoducto ha costado más de 9.000 millones de euros, y será capaz de transportar hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas anuales.

"Nord Stream 2 contribuirá a satisfacer las necesidades a largo plazo del mercado energético europeo para las importaciones de gas, mejorando la seguridad y fiabilidad del suministro y proporcionando gas en condiciones económicas razonables", argumenta el consorcio Nord Stream 2 AG, que había asegurado que comenzaría a operar "antes de final de año". Una fecha que ahora, con la suspensión de la certificación y pese a la crisis energética que atraviesa el continente europeo, parece improbable.



from Mundo https://ift.tt/2YVQfvq
via IFTTT

No hay comentarios.:

Publicar un comentario