viernes, 26 de noviembre de 2021

El miedo a la variante sudafricana crece: la UE pide vetar vuelos y Hong Kong detecta 2 casos

Científicos y autoridades sanitarias de Sudáfrica confirmaron este jueves la detección de una nueva variante del coronavirus, identificada como B.1.1.529, que posee múltiples mutaciones y que despertó inmediatamente la "preocupación" entre los especialistas. De hecho, la OMS celebra este viernes una reunión de urgencias para abordarlo. Así, mientras el Ibex 35 reacciona cayendo un 4,9% y el petróleo otro 4% por el temor a esta mutación, la mayoría de países comienza a restringir vuelos desde la zona para intentar atajar de golpe la posible transmisión. Las autoridades sanitarias de Hong Kong han detectado dos casos de la nueva variante en uno de los hoteles del aeropuerto de la antigua colonia británica.

La Comisión Europea ha propuesto este viernes detener el tráfico aéreo procedente del sur de África para evitar la expansión en Europa de la B.1.1.529. "La Comisión Europea propondrá, en coordinación estrecha con los estados miembros, activar el freno de emergencia para detener el tráfico aéreo desde la región del sur de África por la variante de preocupación", ha anunciado en su Twitter la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Por su parte, y a la espera de una decisión común, el ministro alemán en funciones de Sanidad, Jens Spahn, ha anunciado que Alemania va a declarar Sudáfrica zona de riesgo y a partir de esta noche permitirá el ingreso al país desde esa región únicamente a ciudadanos alemanes. "Alemania va a declarar a Sudáfrica zona de riesgo por variante. Con la entrada en vigor esta noche, las aerolíneas podrán transportar a Alemania únicamente a ciudadanos alemanes", ha determinado el ministro en su cuenta de Twitter.

Además, todos los viajeros que ingresen al país procedente de la zona, también los vacunados, deberán guardar 14 días de cuarentena, precisa. "Mantenemos la precaución en los ingresos al país. La nueva variante detectada nos preocupa, por eso actuamos de manera proactiva y con tiempo. Lo último que nos falta ahora es la entrada de una nueva variante que cause aún más problemas", ha señalado.

Italia también ha reaccionado y ha prohibido desde hoy la entrada en el país a quien haya pasado en los últimos 14 días por seis naciones africanas como una medida de prevención ante la nueva variante. El ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, ha firmado ya la ordenanza en la se prohíbe la entrada a ciudadanos que hayan pasado por Sudáfrica, Lesoto, Botsuana, Zimbabue. Mozambique, Namibia y Esuatini (antes Suazilandia). "Nuestros científicos están trabajando para estudiar la nueva variante. Mientras seguimos el camino de la máxima precaución", ha apuntado Speranza en una declaración a los medios.

En la misma línea, el Gobierno de Austria ha comunicado el cierre de sus fronteras para viajeros que lleguen en avión desde siete países del sur de África, entre ellos Sudáfrica. "Nosotros reaccionamos rápida y consecuentemente", ha señalado el primer ministro austríaco, el conservador Alexander Schallenberg, al anunciar la medida que entrará en vigor esta próxima medianoche.

La última en sumarse ha sido Países Bajos, donde el Ejecutivo ha decretado la suspensión total de todos los vuelos procedentes de los países del sur de África como una medida de prevención, aunque no ha explicado la duración de esta suspensión del tráfico aéreo. Según el ministro en funciones de Sanidad, Hugo de Jonge, a partir de las 12:00 del mediodía (11.00 GMT) de este mismo viernes los países del sur de África pasarán a ser, además, “clasificados como áreas de muy alto riesgo” de coronavirus, lo que supone “una obligación de cuarentena” y el sometimiento a dos pruebas para los viajeros de estos países.

La UE sigue así las medidas similares adoptadas ya Reino Unido e Israel. Anoche, tras el anuncio de las autoridades sudafricanas, Londres emitió un comunicado en el que informaba que desde este viernes se suspendían los vuelos procedentes de Sudáfrica, Namibia, Lesoto, Botsuana, Eswutini y Zimbabue, naciones que se añaden ahora a la lista roja que indica el riesgo de coronavirus.

No obstante, a partir de la madrugada del domingo se retirará la suspensión al poner en un funcionamiento un sistema de cuarentena para los viajeros procedentes de estos países en establecimientos hoteleros durante diez días. De este modo, los ciudadanos británicos que lleguen de estos territorios entre el mediodía de este viernes y las 4:00 horas (hora local) del domingo tendrán que hacer una cuarentena en casa por 10 días, así como pruebas PCR el segundo y octavo día desde su llegada.

Carlos Rodríguez

Reino Unido ha adoptado estas restricciones tras haber declarado variante bajo investigación por La Agencia de Seguridad Sanitaria, que está investigando la nueva variante al considerar que "incluye una gran cantidad de mutaciones (...) potencialmente significativas desde el punto de vista biológico que pueden cambiar el comportamiento del virus en relación con las vacunas, los tratamientos y la transmisibilidad". "Se requiere más investigación", aseveró el Gobierno británico, que no ha registrado casos de esta cepa en el país por el momento.

Por su parte, el Gobierno de Israel ha incluido a Sudáfrica, Lesoto, Botsuana, Zimbabue, Mozambique, Namibia y Esuatini en la lista de países a cuyos viajeros se prohíbe la entrada, según apuntó el primer ministro, Naftali Bennett, tras una reunión de urgencia. Los extranjeros de estos países ya no podrán viajar a Israel desde esas zonas, y los israelíes que regresen de allí deben permanecer en cuarentena hasta 14 días en un hotel para enfermos de coronavirus. Al cabo de una semana pueden salir si dan negativo en una prueba de PCR, mientras, en caso de negarse, tendrán que permanecer dos semanas en cuarentena en el alojamiento.

Singapur también restringe la entrada a personas que hayan visitado en las últimas dos semanas siete países africanos en los que se sospecha que ya circula la mutación. Desde las 23:59 hora local del sábado (15:59 GMT), todos los viajeros extranjeros o no residentes que en los últimos 14 días hayan visitado Bostwana, Suazilandia, Lesoto, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue no podrán entrar ni hacer escala en Singapur, aunque ya hayan obtenido un permiso previo de entrada en el país.

En cuanto a los ciudadanos nacionales y los residentes que hayan pasado por esos países, deberán cumplir una cuarentena de diez días en un lugar designado por las autoridades. "Hay informes recientes de una variante potencialmente más contagiosa del virus que puede estar circulando en Bostwana, Suazilandia, Lesoto, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue", ha afirmado el Ministerio en un comunicado recogido por los medios.

EFE

Mientras, Sudáfrica ha considerado "apresuradas" las medidas ya adoptadas o en debate en muchos países para suspender los vuelos y/o prohibir la entrada a viajeros. "Es apresurado, absolutamente", ha recalcado Clayson Monyela, portavoz del Ministerio de Relaciones Internacionales y Cooperación. Monyela también explica que Sudáfrica va a "dialogar con todos los países" para que reconsideren estas medidas, ya que ni siquiera la OMS tuvo tiempo aún de definir la como "variante de preocupación" ni de recomendar medidas.

Primeros casos detectados

Justo cuando China se preparaba para reabrir la frontera con Hong Kong, las autoridades sanitarias han anunciado el hallazgo de dos casos de la nueva variante B.1.1.529, descubierta en Sudáfrica, en uno de los hoteles del aeropuerto. El Centro para la Protección de la Salud de Hong Kong ha declarado, tras una secuenciación del virus realizada por la universidad, que correspondía a la variante B.1.1.529, la cual se introdujo en la ciudad a través de un hombre de nacionalidad india de 36 años que viajó a Hong Kong desde Sudáfrica el pasado 11 de noviembre y dio positivo durante su cuarentena.

La bolsa española se desploma un 4 % en sintonía con el resto de Europa

El segundo caso se detectó en un hombre canadiense de 62 años que hacía cuarentena en la habitación justo enfrente de la del viajero indio. Las autoridades sanitarias hongkonesas achacaron el contagio al uso por parte del hombre de 36 años de una mascarilla con válvula, la cual no habría evitado el contagio entre los dos hombres y que, por tanto, ha sido ya prohibida en los hoteles de cuarentena. Se ha trasladado ya a doce huéspedes en habitaciones contiguas a las de los contagiados a centros de cuarentena, según informa el diario hongkonés 'The Standard'.

La OMS se reúne para analizar datos

Expertos de la OMS celebran este viernes un encuentro de urgencia para analizar la nueva variante. El grupo asesor de expertos dela organización para nuevos patógenos analizará desde este mediodía los datos que se conocen de la variante B.1.1.529 junto a sus compañeros sudafricanos, como ya adelantó este jueves la jefa de la unidad técnica anticovid de la organización, María Van Kerkhove.

Europa Press

"No conocemos mucho de la variante aún, sabemos que tiene un alto número de mutaciones, y la preocupación es que ello afecte al comportamiento del virus", ha asegurado la experta, en el sentido de que pueda aumentar su capacidad de transmisión, o su resistencia ante tratamientos, diagnósticos y vacunas. "Tomará unos días ver qué impacto puede tener y el potencial de las vacunas ante la variante", ha determinado la experta estadounidense.

La OMS advierte desde hace meses que un ritmo excesivamente lento en la vacunación, algo que todavía ocurre en países en desarrollo, puede dar lugar a nuevas variantes más peligrosas del coronavirus, y con ello retrasar el fin de la pandemia.



from Mundo https://ift.tt/3cPVIHj
via IFTTT

No hay comentarios.:

Publicar un comentario