martes, 30 de noviembre de 2021

Crean los primeros robots vivos que se autorreplican

Los xenobots, creados mediante la reutilización de células vivas obtenidas de embriones de rana por un grupo de jóvenes investigadores estadounidenses de las universidades de Vermont, Tufts y Harvard, fueron diseñados en una supercomputadora a partir de bloques de construcción biológicos específicos basados en un algoritmo evolutivo, es decir, son mitad animales, mitad robots.

Cuando fueron presentados en sociedad, allá por 2020, medían un milímetro de largo, eran capaces de moverse hacia un objetivo marcado, levantar carga útil o autocurarse tras un corte. Ahora, sus creadores han ido más allá y han presentado los primeros robots vivos autorreplicantes de la historia, gracias al hallazgo de una nueva forma de reproducción biológica, según publica la revista científica PNAS.

Los autores extrajeron células cutáneas no modificadas genéticamente de renacuajos y las incubaron para producir organismos móviles y multicelulares cubiertos de cilios. Unos cinco días más tarde, estos se convertían en nuevas máquinas vivas, que pueden observarse y moverse de la misma manera. A su vez, encuentran células y construyen copias de sí mismos, una y otra vez. "Con el diseño adecuado, se autorreplican espontáneamente", afirma Josh Bongard, informático y experto en robótica de la Universidad de Vermont (UVM), que ha codirigido el trabajo.

Forma de Pac-Man

"Estas células tienen el genoma de una rana pero, liberadas de convertirse en renacuajos, utilizan su inteligencia colectiva, una plasticidad, para hacer algo asombroso", añade Michael Levin, profesor de biología y director del Allen Discovery Center de la Universidad de Tufts y colíder del trabajo. Nunca antes se había observado una manera de reproducción así en un animal o una planta.

El Confidencial

Por sí solo, el progenitor xenobot, compuesto por unas 3.000 células, forma una esfera. "Estas pueden crear hijos, pero después el sistema normalmente se extingue", dice Sam Kriegman, autor principal e investigador postdoctoral en el Centro Allen de Tufts y el Instituto Wyss de la Universidad de Harvard. Pero gracias a un programa de inteligencia artificial (IA) se dio con algunos diseños de células muy extraños, incluido uno que se parecía a Pac-Man.

A partir de ahí, Douglas Blackinston, científico principal de la Universidad de Tufts, reunió a los padres Xenobot con forma de Pac-Man y desarrolló la parte biológica del nuevo estudio, creando los biobots hijos, nietos, bisnietos y tataranietos y ampliando el número de generaciones.

Los científicos creen que esta investigación ayuda a avanzar en medicina regenerativa

Para los científicos, esta investigación es prometedora para los avances hacia la medicina regenerativa. "Si supiéramos cómo decirle a los grupos de células que hagan lo que queremos que hagan, sería la solución a las lesiones traumáticas, los defectos de nacimiento, el cáncer y el envejecimiento", apunta Levin. "Los xenobots son una nueva plataforma para enseñarnos", concluye.



PUBLICADO EN Tecnología https://ift.tt/3d39Ahz
via IFTTT

No hay comentarios.:

Publicar un comentario