jueves, 30 de septiembre de 2021

Cuidado con reparar el iPhone 13 más allá de Apple: perderás esta funcionalidad

No lleva mucho tiempo en el mercado, pero la novedad de Apple en lo que a 'smartphones' se refiere, el iPhone 13, es desde su lanzamiento el aparato más codiciado de la marca a pesar de que el modelo estándar de esta nueva versión cuesta de partida 909 euros —el más barato es el iPhone 13 Mini, con un precio de 809 euros— y sus versiones Pro y Pro Max, con una memoria de hasta un terabyte, pueden costar 1739 o 1839 euros, respectivamente. Con su salida a la venta, son varios los aficionados al 'hardware' que se han puesto a trastear con el último invento de Apple para poner a prueba sus capacidades y han descubierto que, en el caso de que la pantalla del móvil deje de mostrar la actividad del dispositivo y sea necesario recambiarla, no valdrá con comprar una nueva eludiendo a Apple en una tienda de terceros.

El youtuber Phone Repair Guru, que comparte a través de esta plataforma vídeos con guías para reparar dispositivos, así como trucos para solventar problemas o 'customizar' móviles, hizo un experimento con un iPhone 12 Pro Max y un iPhone 13 para encontrar qué es lo que había cambiado Apple en cuanto a la estructura interna del dispositivo con el nuevo modelo. En sintonía con lo que se puede ver en un vídeo publicado por el creador de contenido a fecha de 26 de septiembre, en comparación con el iPhone 12 el reciente lanzamiento de Apple se diferencia por perder la capacidad de cambiar la pantalla del móvil sin costes colaterales. Mientras que en un iPhone 12 puedes colocar la pantalla al completo o el sensor de proximidad y de luz ambiental de su sucesor consiguiendo que la pantalla siga funcionando correctamente, en un iPhone 13 esto no pasa: "Si reemplazas la pantalla, el sensor de reconocimiento facial ya no funcionará".

Michael Mcloughlin

A pesar de que la pantalla es una parte del móvil independiente al sensor de reconocimiento facial, hacer un cambio de sensores en un iPhone 13 en el caso de que la pantalla ya no muestre correctamente lo que debería reflejar provocaría que ya no se pueda desbloquear el 'smartphone' con el rostro del usuario y que aparezca una alerta en el apartado de 'Ajustes' del iPhone al intentar recuperar el sensor, en la que se indica que "no está disponible" y se emplaza a que se pruebe a configurarlo más tarde. Esto impediría que, más allá de las tiendas oficiales de Apple, se pudiera hacer una reparación en tiendas de terceros. "Es terrible, cada vez que reemplaces la pantalla de un iPhone 13 esta funcionalidad desaparecerá. No tiene por qué pasar nada malo, se ha fabricado así", explica el youtuber Phone Repair Guru en su vídeo, en el que también indica que, aunque en este tipo de ocasiones Apple suele lanzar actualizaciones para solucionarlo, no cree que este vaya a ser el caso.

¿La razón? Tal y como explica 'Forbes', la intención de Apple con este cambio de paradigma sería intentar poner coto a las reparaciones de 'hardware' de su marca que salen más baratas. "Apple está luchando contra los fabricantes chinos de piezas por el nivel de calidad en pantallas que están consiguiendo", explica Rick Panesar, fundador de una empresa de reparación de dispositivos móviles afincada en Reino Unido, en declaraciones recogidas por 'Forbes'. En sintonía con lo que se ha especulado hasta la fecha, la explicación técnica detrás de este cambio entre la versión 12 y 13 del iPhone podría residir en el hecho de que Apple hubiese asociado el 'software' de sus dispositivos al número de serie de la pantalla con la que se fabrica cada modelo.

Desde la marca Marnics, también especializada en reparaciones de dispositivos móviles, intentaron mover el controlador integrado de una pantalla original de un iPhone 13 al recambio para comprobar si contenía algún tipo de información encriptada que hacía funcionar el sensor de reconocimiento facial. El mensaje de advertencia entonces cambia y el dispositivo advierte que "el sensor de reconocimiento facial está deshabilitado por un problema que se ha detectado con la cámara TrueDepth".

Al contrario de lo que sostiene Phone Repair Guru, para Panesar este es un problema que será resuelto con una futura actualización del sistema. No obstante, según su opinión, este tipo de tecnología es para el empresario el futuro de Apple a la hora de fabricar el iPhone 14. "No creemos que este 'software' estuviera pensado para ver la luz tan pronto. Parece que Apple ha mostrado sus cartas demasiado rápido", manifiesta en este sentido.



PUBLICADO EN Tecnología https://ift.tt/3imKJrY
via IFTTT

No hay comentarios.:

Publicar un comentario