viernes, 20 de agosto de 2021

Zabihulá Muyahid es real: el portavoz talibán que escondió su rostro durante 13 años

Nunca ha escondido su nombre, aunque siempre se ha pensado que solo era un alias. Z_M o Z_Muyahid han sido, durante 13 años, las firmas de muchos SMS enviados desde multitud de números diferentes a periodistas afganos para anunciar nuevas informaciones, reivindicar ataques (o no hacerlo), confirmar y desmentir muertes. Zabihulá Muyahid ha sido, desde hace más de 13 años, uno de los dos portavoces oficiales de los talibanes, aunque ninguno de los dos ha mostrado su rostro. Zabihulá Muyuhid lo acaba de hacer, después de ofrecer incluso entrevistas a condición de que jamás se le viera la cara.

Muyahid fue el sustituto de Mohamed Hanif, quien había ostentado el cargo de portavoz hasta que fue arrestado en 2007 por las autoridades afganas —que publicaron el vídeo de uno de los interrogatorios en el que Hanif aseguraba que el mulá Mohamed Omar, entonces líder talibán, estaba escondido en Pakistán bajo la protección de la Inteligencia paquistaní—. En noviembre de 2008 fue asesinado a tiros junto a tres de sus familiares. Sin Hanif, los talibanes necesitaban a un segundo portavoz que ayudar a Yousef Ahmadi, que lleva en el cargo desde que fue designado en 2005. El rostro de Ahmadi no ha sido visto jamás.

El portavoz talibán Zabihulá Muyahid en rueda de prensa desde Kabul (EFE)El portavoz talibán Zabihulá Muyahid en rueda de prensa desde Kabul (EFE) El portavoz talibán Zabihulá Muyahid en rueda de prensa desde Kabul (EFE)

Los periodistas que trataban con Zabihulá Muyahid aseguraban que su acento era del este del país, aunque la Inteligencia afgana llegó a decir en más de una ocasión que el supuesto portavoz de los talibanes era un ciudadano paquistaní de unos 40 años llanmado Hajjii Ismail. En aquella época, hará una década, Muyahid insistía en que su nombre era Zabihulá y que vivía prófugo en Afganistán y cambiaba de teléfono de manera frecuente, casi cada dos semanas, a veces incluso menos. No quería ser localizado, por lo que cada poco tiempo utilizaba un número nuevo, desde el que volvía a enviar mensajes a los periodistas, siempre con la misma firma.

En 2009, cuando apenas llevaba un par de años como portavoz pero ya era conocido por ser capaz de enviar multitud de comunicados y estar en contacto con muchos, muchísimos periodistas, en cortos periodos de tiempo, él se convirtió en el entrevistado. Fue el periodista Nic Robertson, de la cadena estadounidense CNN, quien dirigía las preguntas y él, oculto y a espaldas de la cámara, fue contestando. "No me mira a los ojos, no se mete en ninguna charla trivial y parece más incómodo de lo que yo mismo estoy", explicaba el periodista, después de reunirse con Zabihulá Muyahid en una ubicación desconocida.

Robertson explicó entonces, sin mostrar el rostro del que aseguraba ser Muyahid, que tenía cerca de 30 años, barba —aunque no mucha—, era delgado y mediría metro ochenta, aproximadamente. En aquel encuentro hablaron de cómo ganar la guerra ("Creemos en la negociación, pero también en la guerra"), y el presunto portavoz talibán no negó el uso de ataques suicidas, independientemente de que, como resultado, murieran civiles, aunque advirtiendo de ello ("Pedimos a los civiles que no se acerquen a los soldados occidentales, que no sean blanco de ataques"), de cómo estaban entonces estancadas las conversaciones de paz y de sus lazos con Al Qaeda ("No estamos bajo su mando, pero algunos vienen a luchar y les damos la bienvenida").

Especulaciones sobre Muyahid

A pesar de aquella entrevista, y de que muchos periodistas afganos parecían reconocer siempre la misma voz al otro lado del teléfono, siempre ha habido expertos que han considerado que Zabihulá Muyahid no era una sola persona, sino varios individuos usando la misma identidad con el paso del tiempo.

Él siempre ha asegurado que vivía en Afganistán, aunque nunca en el mismo sitio, por razones de seguridad. Tampoco daba muchos detalles, aunque dice estar casado y tener varios hijos. Según señaló una fuente anónima de Estados Unidos a 'The New York Times', ninguno de los portavoces vive en el país, especialmente desde la caída del régimen talibán. Dicen que Muyahid ocupó un puesto de bajo nivel en el departamento de Cultura e Información durante el lustro que estuvieron los talibanes gobernando con mano de hierro en el país, y asegura que antes de ser portavoz luchó junto a la insurgencia.

A día de hoy tiene más de 335.000 seguidores en Twitter, aunque él únicamente sigue a 25 personas: a sus compañeros portavoces, a algún otro posible miembro de los talibanes y a varios periodistas y cuentas oficiales de medios de comunicación, como las ediciones en pastún de la BBC o 'Voice of American', la paquistaní TOLO News, la agencia afgana Khaama Press o la cadena Al Jazeera, con sede en Qatar.



from Mundo https://ift.tt/2UzEwjZ
via IFTTT

No hay comentarios.:

Publicar un comentario