lunes, 30 de agosto de 2021

China contra el "opio espiritual": así va a limitar el uso de videojuegos a los menores

En China las horas que los más pequeños dedican a jugar a videojuegos online pasarán ahora por control estatal. Las autoridades del país han anunciado que establecerá un límite de tres horas a la semana para cualquier ciudadano menor de 18 años. Además, establecerá una franja horaria concreta, de 20:00 a 21:00 los viernes, sábados y domingos. El resto del tiempo el acceso estará restringido a través de sistemas de verificación y controles por parte de las distintas compañías que estarán vigiladas por el Estado.

Hasta ahora, ya existían limitaciones menos estrictas, establecidas en 2019, que limitaban el tiempo de juego de los menores a tres horas los fines de semana y festivos y 90 minutos el resto de días. Las compañías de videojuegos no podrán brindar servicios a estos jugadores fuera del horario establecido y utilizarán sistemas de verificación de la identidad en los que será necesario aportar los nombres y datos reales de los usuarios.

Marta Rey

Las nuevas reglas, publicadas por la Administración Nacional de Prensa y Publicaciones, llegan en pleno auge de la represión llevada a cabo por Pekín hacia los gigantes tecnológicos chinos, entre los que se encuentran Alibaba Group y Tencent Holdings. Algo que ha desconcertado a los inversores y golpeado las acciones chinas que se negocian dentro y fuera del país.

Además, según informó la Administración de Prensa y Publicaciones a la agencia china Xinhua, aumentará la frecuencia e intensidad de las inspecciones a las empresas de videojuegos en línea. Así, se asegurará de que se están estableciendo límites de tiempo y sistemas contra la adicción de forma correcta. "No está claro cómo se van a regular las empresas de juegos extranjeras para que también sigan estas reglas cuando los niños y adolescentes chinos jueguen sus juegos, o incluso si habrá un intento de hacerlo", ha publicado en su cuenta de Twitter Stephen McDonell.

(Foto: EFE)(Foto: EFE) (Foto: EFE)

A principios de este mes, los medios estatales publicaron duras críticas hacia la industria del videojuego y etiquetaron a los juegos como "opio espiritual" y "drogas electrónicas", según informa Bloomberg. Esa descripción fue eliminada con posterioridad, pero los precios de las acciones han caído como consecuencia de la preocupación por las nuevas restricciones. El país tiene la intención de frenar la adicción a los juegos entre los más jóvenes y encaminarlos hacia actividades más productivas.

A comienzos del 2000 las autoridades chinas ya prohibieron la importación de videoconsolas, una restricción que se mantuvo hasta 2014 por la "influencia negativa" que ejercían en los jóvenes. En esa misma etapa también aumentaron las restricciones impuestas sobre los cibercafés, algo que incentivó el uso de ordenadores personales y teléfonos móviles. El desarrollo de una potente industria de videojuegos en estas plataformas no se hizo esperar. Según un informe del Centro de Información de Internet de China, el 62'5% de los menores chinos juega en línea de manera habitual y más de la mitad de ellos lo hace a través su teléfono.



PUBLICADO EN Tecnología https://ift.tt/3kFRCVX
via IFTTT

No hay comentarios.:

Publicar un comentario